Arquitectura Neo Clásica en La Habana

La Habana es única debido a sus inigualables arcadas ritmicas construidas en gran parte por inmigrantes españoles. Muchos patios interiores permanecen similares a los diseños de Sevilla, Cádiz y Granada.

El Neo-clasicismo afectó a todos los nuevos edificios en La Habana y hoy pueden verse por toda la ciudad. Muchas de las características urbanas se introdujeron en la ciudad al mismo tiempo, incluyendo la iluminación pública de gas en 1848 y el ferrocarril en 1837. En la segunda mitad del siglo 18 y la producción de azúcar y café aumentó rápidamente convirtiendose en algo esencial en el desarrollo de los más prominentes estilos arquitectónicos de La Habana.

arquitectura habana .org - Hotel Inglaterra

Muchos habaneros adinerados tomaron su inspiración de los franceses, lo que puede verse en el interior de las casas de clase alta, como el Palacio Aldama (1844). Este es considerado el más importante edificio de estilo neoclásico residencial en Cuba y tipifica el diseño de muchas casas de este período con portales de columnas neoclásicas que dan a espacios abiertos o patios.

arquitectura habana .org - Palacio de Domingo Aldama

En 1925, Forestier, la cabeza de la planificación urbana en París llegó a La Habana por cinco años para colaborar con arquitectos y paisajistas. En el plan maestro de la ciudad, su objetivo era crear un equilibrio armónico entre la forma clásica de construcción y el paisaje tropical. El abrazó y conectó las redes de carretera de la ciudad, mientras acentuaba los paisajes más destacados. Su influencia ha dejado una huella enorme en La Habana, aunque muchas de sus ideas se vieron truncados por la gran depresión de 1929.